¿Planes para el otoño? De ruta por los mejores hayedos de España con el Ford Kuga

04_ford kuga-1

En otoño el campo se viste de colores dorados, de hojas, de olores… Qué mejor manera de dar la bienvenida a esta estación que con una ruta por cinco de los mejores hayedos en España.

Y lo hacemos al volante del Ford Kuga, un todocamino ideal para perdernos por los bosques y caminos a los que no podrías acceder con un turismo. Su comportamiento es excepcional tanto fuera como dentro del asfalto, lo que te permitirá divertirte al volante sobre cualquier terreno. Además, cuenta con 456 litros de maletero para poder guardar todo lo que necesites en esta escapada.

Como bien dice su nombre, un hayedo es un bosque de hayas, un árbol de hoja caduca que necesita de humedad y sol para su crecimiento. La mayoría de los hayedos se localizan en el norte de la península, bien por Cantabria o los Pirineos como son la Selva de Irati, en Navarra, o el de Saja-Besaya, en Cantabria. Pero, también hay hayedos más céntricos y accesibles desde cualquier punto de España, como son los de la Pedrosa, en Segovia, o el de Montejo de la Sierra, en Madrid.

¿Qué puedes encontrar en cada uno de estos hayedos?

Selva de Irati (Navarra)

Empezamos por este impresionante hayedo, el segundo más grande en extensión y el mejor conservado de Europa después de la Selva Negra (Alemania). Ofrece 17.000 hectáreas de un paisaje espectacular por su espesor y el color de su follaje. El escritor americano Ernest Heminway le gustaba perderse en este bosque cuando acababan las fiestas de San Fermín. “Siempre que me acuerdo de Irati se me ponen los pelos de punta”, decía. Y no le falta razón.

A su paisaje de colores le acompañan también varias leyendas que le convierten en un lugar más mágico si cabe. Por ejemplo, que entre sus árboles se escucha el lamento del fantasma de Doña Juana de Labrit, madre del rey francés Enrique IV, que fue envenenada; o la del mítico ‘Basajaun’, un personaje alto y con pelo largo, con un palo a modo de bastón con el que te puedes cruzar en cualquier momento.

En la Selva de Irati se organizan rutas de senderismo, en bicicleta, talleres de micología y muchos eventos. Puedes consultar más información aquí.

OTOÑO EN EL BOSQUE DE IRATI. EMBALSE DE IRABIA. IRATI. NAVARRA
OTOÑO EN EL BOSQUE DE IRATI. EMBALSE DE IRABIA. IRATI. NAVARRA

Hayedo de Saja-Besaya (Cantabria)

Este parque natural está flanqueado por las cuencas de los ríos Saja y Besaya a quienes acompañan un campo de hayedos, pero también robles, arces, tejos, acebos y fresnos. En total tiene una extensión de 245 kilómetros cuadrados en los que perderte y descubrir el día a día de algunos de sus muchos habitantes: jabalí, nutria, lobo, águila real, corzo y ciervo. Incluso, en la zona sur del hayedo, puedes observar algún oso pardo, eso sí, de lejos.

Para disfrutar al máximo de este hayedo hay excursiones y travesías de media montaña, tres zonas de acampada autorizadas y diversos pueblos en los alrededores donde alojarte, entre ellos el de Bárcena Mayor, declarado conjunto histórico-artístico. Te aconsejamos que visites el Centro de Interpretación (aldea de Saja) donde te explicarán todas las actividades que puedes realizar y lo que puedes ver. Especialmente, no puedes perderte dos árboles especiales porque están protegidos como Monumentos Naturales, la haya de Limitaciones y el tejo de Otsaportillo. Más información aquí.

04_hayedo-saja-besaya

Hayedo de la Pedrosa (Segovia)

Junto al puerto de la Quesera encontramos el hayedo más meridional de la comunidad de Castilla y León formado por casi 2.000 hayas. Lo encuentras cerca del término municipal de Riofrio de Riaza. Desde el mismo puerto podrás dejar el coche e iniciar algunas de sus muchas rutas que te llevan hasta el Pico del Lobo o hacia Hontanares. Cuidado con los fines de semana, que se llena de coches la carretera que sube al puerto.

No son rutas excesivamente largas. Un buen bocadillo y frutos secos para coger fuerzas y en cuatro horas estarás de vuelta. Y si llegas hasta Hontanares te encontrarás una estupenda pradera con mesas para hacer un picnic, donde también encontrarás un pequeño bar y la bonita ermita de Hontanares.

Puede convertirse en un fin de semana muy completo si además de la excursión por el hayedo, visitas pueblos con encanto como Riaza, Ayllón o aprovechas para hacer una ruta por los pueblos de arquitectura roja y negra. Con el Ford Kuga lo tendrás fácil. Más información aquí.

04_hayedo-pedrosa

Hayedo de Montejo de la Sierra (Madrid)

Entre Somosierra y el macizo de Ayllón se extiende el hayedo más famoso de Madrid. Su gran valor ecológico y su alta demanda turística ha provocado que su acceso sea controlado por lo que es necesario solicitar una acreditación en el Centro de Recursos e Información Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón. Es recomendable hacerlo con reserva previa (por teléfono o Internet), aunque también se puede hacer de forma presencial el mismo día, aunque con el riesgo de no conseguir entrada si no te das un buen madrugón.

Su paisaje espectacular con sus hayas de troncos retorcidos se puede disfrutar a través de rutas guiadas y gratuitas. Además de su vegetación también pueden aparecer diversos animales como corzos y jabalíes. También a este hayedo le rodean leyendas. Se dice que el bosque El Chaparral está habitado por hadas y duendes. Cuidado con las primeras porque tratan de engatusar a los paseantes con caricias y cánticos. Más información aquí.

04_hayedo-montejo

*Fotografías cedidas por: el Archivo de Turismo “Reyno de Navarra”