Ruta en coche por Extremadura y Andalucía

Patrimonios III

Cultura, gastronomía, monumentos… ¿Estás pensando en lanzarte a la carretera y recorrer algunas de las mejores ciudades españolas? Te proponemos una ruta en coche por cinco ciudades Patrimonio de la Humanidad en Extremadura y Andalucía: Cáceres, Mérida, Córdoba, Úbeda y Baeza.

Sábado por la mañana. Nos espera una semana intensa, la visita de cinco importantes ciudades y unos 500 kilómetros por delante que realizaremos al volante del Ford Mondeo. Esta gran berlina, elegante, cómoda y espaciosa, será nuestra fiel compañera de viaje y nos ayudará a conocer lo mejor de nuestra cultura española. ¿Te vienes?

Cáceres

Iniciamos la ruta en Extremadura, concretamente en la ciudad de Cáceres, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1986 por la Unesco. ¿El motivo? Ser uno de los conjuntos urbanos de la Edad Media y del Renacimiento más completo del mundo. Dentro de su muralla encontraremos los monumentos más representativos como son la Concatedral de Santa María, el Palacio de las Veletas, los palacios de los Golfines, la Casa del Sol o la Torre del Bujaco.

Patrimonios II

Su patrón es San Jorge porque es el santo correspondiente al día que Alfonso IX reconquistó la ciudad en 1229, desde entonces se empezaron a construir importantes monumentos hasta conseguir su máximo esplendor en la época de los Reyes Católicos en los siglos XV y XVI.

De nuevo al volante, nos dirigimos a Mérida por la A-66: 74 kilómetros que se tardan en recorrer 48 minutos.

Mérida

Nos adentramos en la capital de la Comunidad de Extremadura, Mérida, una ciudad que durante siglos y hasta la caída del Imperio Romano fue una de las más florecientes en época romana y un importante centro jurídico, económico, cultural y militar. Muestra de ese tiempo lo podemos disfrutar ahora.

Quien visita Mérida se traslada a tiempo de los romanos: el teatro, el anfiteatro, el circo, los templos, los puentes y acueductos. Su conjunto arquitectónico le valió formar parte de la lista de ciudades Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1993. No debes perderte el Alcazaba, el anfiteatro y teatro, Casa del Mitreo, centro de Interpretación y Circo Romano, Cripta de la Basílica de Santa Eulalia y el Puente Romano.

Patrimonios V

Casi 250 kilómetros nos separan de nuestro próximo destino, Córdoba. Antes de adentrarnos en territorio andaluz te recomendamos coger fuerza con la cocina típica extremeña. ¿Te parece un gazpacho extremeño y un conejo al estilo Mérida? Y si quieres terminar con algo dulce, prueba las famosas perrunillas o los pestiños extremeños.

Córdoba

Por la carretera N-432 llegamos hasta Córdoba, una de las ciudades más antiguas de Europa que data del siglo II a. de C. Ha sido cuatro veces capital a lo largo de su historia por lo que nos ha dejado un patrimonio cultural impresionante que ha llevado a la Unesco a declararla Patrimonio de la Humanidad en 1994. ¿Qué no te puedes perder? La Catedral de Córdoba (antigua Mezquita), el Alcázar de los Reyes, el Jardín Botánico, los Baños del Alcázar Califal, Madinat Al-Zahara, el Palacio de Viana, la Plaza de la Corredera, su Puente Romano, la sinagoga y la Torre de la Calahorra.

Patrimonios III

Platos típicos de Córdoba: el salmorejo cordobés, los boquerones en vinagre, el rabo de toro, el flamenquín de jamón serrano o el pastel cordobés con clara influencia árabe, una masa de hojaldre rellena de ‘cabello de ángel’.

Continuamos por tierras andaluzas, tomamos la carretera A-4 destino a Úbeda y a Baeza, ambas ciudades localizadas en la provincia de Jaén. Nos separan 147 kilómetros y una hora y media al volante del Ford Mondeo.

Úbeda

La calidad y buena conservación de sus numerosos edificios renacentistas son los motivos que llevaron a la Unesco a declarar este municipio de la provincia de Jaén (Andalucía) Patrimonio de la Humanidad en 2003. Uno de sus mayores atractivos lo encontramos como uno de los mayores productores y envasadores de aceite de oliva.

Su situación privilegiada como cruce de caminos entre el centro y Andalucía y paso obligado para llegar al Levante ha permitido que muchas civilizaciones hayan dejado su huella. Lo más impresionante lo encontramos en sus palacios, que reflejan el poder y la riqueza de la burguesía y nobleza del siglo XVI que no dudó en mandar construir edificios con el estilo que primaba en Italia, el renacentista.

Patrimonios VI

No debes irte sin antes pasear por una de las plazas más bonitas de España, la Plaza Vázquez de Molina donde está el Palacio Juan Vázquez de Molina, actual sede del ayuntamiento. Puedes continuar la visita por la Capilla Sacra de El Salvador, el Palacio del Deán Ortega, actual Parador de Turismo; el Palacio del Marqués de Mancera; la Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares y la Fuente Renacentista.

Estamos llegando al final de nuestro viaje. Sólo 17 kilómetros más (unos 30 minutos) y llegamos a Baeza, también en Jaén.

Baeza

A poca distancia del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas se encuentra Baeza, declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2003. Durante el Renacimiento es cuando esta ciudad, situada en el centro de la provincia de Jaén, alcanza su máximo esplendor cultural y arquitectónico ya que se convirtió en un importante centro eclesiástico y educativo.

Al pasear por Baeza te trasladas varios siglos atrás. Nada más entrar te sorprenderá su Plaza de los Leones donde se encuentra el edificio de la Antigua Carnicería (siglo XVI), la Audiencia Civil, las Escribanías Públicas, el Arco de Villalar y la Fuente de los Leones. A lado, el Mercado Viejo con bonitos soportales para dar un paseo. Continuamos la visita hasta la Antigua Universidad, pasando bajo el Arco del Barbudo (lo que queda de la conocida como Puerta de Baeza). Aunque lo más destacado de Baeza se centra en sus edificios renacentistas, no abandones este municipio sin antes visitar la Iglesia de Santa Cruz (renacentista tardía) y el Palacio de Jabalquinto (gótico flamígero).

Patrimonios

Y como seguro que con tanto andar te han entrado ganas de comer, terminaremos este viaje degustando algunos de los platos típicos de Jaén, donde el ingrediente principal, como no podía ser otro, es el aceite de oliva. Te proponemos bacalao a la baezana con piñones, pimientos morrones y guisantes o algún guiso con carne de jabalí, gamo o ciervo macerada en vino tinto, brandy, ajo, hierbas aromáticas, pimienta negra y aceite de oliva. Y de postre, manjar blanco, con ingredientes que le dan un gusto especial en la cocina jienense.

Con el maletero lleno de recuerdos damos por terminado este viaje por cinco de las ciudades españolas más bonitas. Si te has quedado con ganas de más te proponemos un paseo por otras cinco ciudades Patrimonio de la Humanidad: Alcalá de Henares, Ávila, Cuenca, Toledo y Segovia.