Ruta gastronómica del Norte al Sur de España, ¿cuáles son los platos típicos?

04_pisto-manchego

Si por algo destaca España es por su rica variedad gastronómica, pero ¿sabes qué productos no debes dejar de probar? Recorremos la península de Norte a Sur para conocer los platos más famosos.

Recetas de la costa cantábrica

Del mar llegan los productos más reconocidos del Norte de España. Pescados y mariscos forman parte de algunas de las mejores recetas españolas. No te vayas de Galicia sin probar su famoso pulpo a la gallega, su empanada, su tarta de Santiago acompañado de una queimada para las grandes ocasiones y, por supuesto, el marisco al natural.

De nuevo al volante ponemos rumbo a Asturias donde no será difícil encontrar un menú donde se incluya su famosa fabada asturiana con fabes de la mejor calidad cocinadas a fuego lento. Si llegas con ganas de carne, te recomendamos probar el cachopo, un empanado de filetes de ternera rellenos de jamón y queso ¿acompañado de queso de cabrales? Otro buen plan es ir de tapeo y pedir pastel de cabracho –paté de pescado-  y chorizo a la sidra.

04_fabada-Asturias

Para terminar, algo dulce. Si preguntas a la gente del lugar te recomendarán casadielles, una masa de trigo rellena con nueces, anís y azúcar.

Los asados de Castilla y León, te chuparás los dedos

Si nos adentramos en la España más profunda, la de los pueblos de la parte más central de la península veremos que no hay menú donde no aparezca un buen asado como plato central. Los asados de cochinillos y corderos dominan esta cocina regional considerada como un objeto de culto.

04_lechazo-Valladolid

Para disfrutarla al máximo te recomendamos que te apuntes a algunas de sus jornadas gastronómicas dedicadas al cerdo, al cordero, a la caza, incluso a la trucha y a las setas. Incluso puedes experimentar en primera persona el rito de la matanza. Además de sus asados, otros productos y recetas tradicionales son las judías del Barco de Ávila, el jamón de Guijuelo, el queso de Burgos, la carne de Ávila, el cocido Maragato o las patatas a la Importancia. Y como no hay menú sin postre, no podrás irte de Castilla y León sin probar algunos de sus elaboraciones más tradicionales con origen en antiguos monasterios y conventos. Los lazos de San Guillermo, las yemas de Santa Teresa o los bizcochos de San Lorenzo, son algunos de ellos.

Platos fuertes, sencillos y ricos en Castilla-La Mancha

Siguiendo nuestra ruta hacia el sur de España nos topamos con la cocina del Quijote. Platos fuertes y sencillos para aguantar bien el camino. Es tierra de labradores por lo que los productos de la tierra predominan en esta cocina regional: tomates, pimientos, calabacín… y ¿qué obtenemos? El famoso pisto manchego que lo podrás tomar caldoso, caliente, frío…

04_pisto-manchego

Los pimientos y tomates están muy presentes en esta gastronomía castellano-manchega donde también es muy popular el ajoarriero, una pasta elaborada a base de patatas, ajo, huevo y aceite tras ser machacado en un mortero. Otras recetas típicas son las migas del pastor, las sopas de ajo o, incluso, el tiznao, un plato que no te esperas porque está elaborado a base de bacalao desmigado a la brasa o cocido a la cazuela. Si paras en Almagro, no te vayas sin probar sus famosas berenjenas.

¿Te apetece carne? En ese caso es ‘de pecado’ no pedir conejo en Ciudad Real, cabrito asado en Guadalajara o morteruelo con cerdo y aves de caza en Cuenca. Y por aquello de quedarte con un buen sabor de boca, nada mejor que concluir la comida con un bizcocho borracho, un mazapán de Toledo o la bizcochá de Alcázar, una torta a remojo en leche con azúcar, vainilla y canela.

Sabores de mar y huerta en Andalucía

Tras unos días intensos de sabores y texturas, nos lanzamos de nuevo a la carretera para terminar nuestro viaje gastronómico en Andalucía. Todavía tenemos hueco en el estómago para tapear en sus bares, una tradición en la que se ofertan platos tan variados como el jamón ibérico de las Sierras de Huelva y Córdoba, los pescaditos fritos, cazuelitas de guisos, la famosa tortilla de camarones o las ortiguillas fritas, una anémona marina muy apreciada en la zona donde también es conocida como los ‘sesos del mar”.

Los pueblos de Andalucía pueden presumir de buenos productos marinos y de la huerta. Deja hueco para probar los langostinos de Sanlúcar, la gamba blanca de Huelva, las coquinas… Pero si hay dos recetas famosas en Andalucía ésas son el gazpacho andaluz y el salmorejo de Córdoba elaborados con las mejores verduras de la dieta mediterránea, aderezadas con un buen chorrito de aceite de oliva virgen. Para los más ‘carnívoros’ es imprescindible probar el famoso rabo de toro, calderetas de cordero, pepitorias de gallina o pavo o riñones al jerez, en muchas ocasiones aderezados con hierbas aromáticas herencia de los árabes que poblaron el sur de España.

04_gazpacho-andaluz

Como no podía ser de otro modo, terminamos nuestra ruta llevándonos algo dulce a nuestro paladar. La herencia árabe es palpable y a los mejores productos de repostería no les falta la almendra y la miel. Te recomendamos los pestiños, las yemas de San Leandro, los buñuelos de San Benito, los hojaldres de cabello de ángel, el dulce de membrillo, los roscos de vino o el turrón de Cádiz. En la variedad está el gusto. Buen provecho.

*Fuente imágenes: Wikipedia