El Ford Fiesta más veloz se pone a 100 en 6,7 segundos

01_Ford-Fiesta-ST200 (3)

¿Lo ves? Ya no lo ves. Acaba de pasar el Ford Fiesta más rápido jamás producido. Tiene 200 CV, 290 Nm de par, una velocidad punta de 230 km/h y una aceleración de 0 a 100 en sólo 6,7 segundos. No podía ser otro: el nuevo Ford Fiesta ST200 ya está aquí.

Lo vimos por primera vez en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo y se puso a la venta el pasado mes de julio, pero es desde finales de agosto cuando están empezando a llegar las primeras unidades del Fiesta ST200 a los concesionarios. No tienes que esperar más. Si buscas un urbano divertido y cañero ya puedes disfrutar de sus 18 CV extras por 26.200 euros.

01_Ford-Fiesta-ST200 (5)

Con respecto a su predecesor, el Fiesta ST de 182 CV –sigue a la venta-, el ST200 ofrece un 10% más de potencia, un 20% más de par, 10 km/h más de velocidad máxima y es 0,2 segundos más rápido en aceleración. Cifras que consigue gracias a su motor de gasolina EcoBoost 1.6 especialmente calibrado para el mejor Ford Fiesta de la historia. Ofrece 200 CV pero ¡atención! Pueden llegar a ser 230 CV con sobrealimentación o también conocido como overboost cuando se pisa el acelerador a fondo.

A los amantes de la conducción deportiva se les habrán abierto bien los ojos. Los ingenieros de Ford, al menos, se han esforzado para conseguirlo y si no atento a las mejoras que se han incorporado.

¡Qué divertido pasar por curva!

¿A quién no le gusta sentir unas buenas recuperaciones cuando circula por carreteras de montaña? ¿Una estabilidad a prueba de cualquier curva cerrada? Pues el Ford Fiesta ST200 ofrece eso y más.

01_Ford-Fiesta-ST200 (4)

Empezando por el cambio, la relación de transmisión final es más corta, se ha reducido a 4,06 con respecto a los 3,82 del ST 182 CV, con lo que se consigue mejores recuperaciones y mayor diversión al volante. También ayuda a esta diversión una mayor estabilidad cuando se conduce por zonas viradas. ¿Y cómo se mejora esta mayor agilidad?

01_Ford-Fiesta-ST200 (9)

Ford ha mejorado el control de par vectorial, ofrece tres modos de control electrónico de estabilidad, ha modificado la mangueta de la dirección, incluye nueva barra de torsión trasera con mayor rigidez antibalanceo, reglajes de muelles y amortiguadores exclusivos delante y detrás, ha rebajado el centro de gravedad en 15 mm, la relación de la dirección es más cerrada con un brazo de dirección más corto y ha mejorado el sistema de frenado.

¿El resultado? Un buen comportamiento ante una conducción deportiva, comodidad al rodar a ritmo tranquilo, mejor absorción de impactos, su buena estabilidad y agarre, una dirección que te lleva por donde quieres y unos frenos al nivel del mejor urbano deportivo del momento.

Un corazón deportivo, una apariencia cautivadora

Su motor, su chasis… Ya te hemos contado las ‘intimidades’ del nuevo Ford Fiesta ST200. Pero de su aspecto exterior también hay mucho que decir y el nuevo urbano deportivo te enamora a primera vista.

Empezando por su color exclusivo Storm Grey que se ha elegido para la carrocería y al que le acompañan unas llantas mecanizadas de aleación de 17” en color negro mate, pinzas de freno pintadas en rojo, un gran alerón trasero, doble tubo de escape cromado y el logo ST200 en el portón trasero.

01_Ford-Fiesta-ST200 (6)

Por dentro el ambiente se pinta de ‘sport’ donde los asientos delanteros Charcoal Recaro son uno de los protagonistas. Llevan detalles en cuero con costuras en color plata a juego con la carrocería. También se ha puesto especial esmero en la iluminación de las placas de las puertas y en los cinturones de seguridad, también con elementos en plata.

01_Ford-Fiesta-ST200 (1)

Para rematar el habitáculo del ST200, no podía faltar el volante deportivo ST, el logo ST200 en los umbrales de las puertas y bajo el salpicadero, alfombrillas ST y los pedales y palanca de cambio manual en aleación de metal.

01_Ford-Fiesta-ST200 (10)

Ya se habla en los medios de comunicación del Ford Fiesta ST200 como el más deportivo entre sus rivales, el más efectivo y el más divertido. ¿Te vas a quedar con las ganas de comprobarlo?