El motor que ha revolucionado el diésel

06_FordEcoBlue_Ford_Transit (2)

El reto por conseguir consumos cada vez más reducidos ha llevado a Ford a desarrollar el nuevo motor EcoBlue 2.0 litros, un avanzado motor diésel con una sorprendente combinación de prestaciones y consumo. ¿Quieres saber más?

Con menor consumo, más par, más potencia, más ecológico, más eficiente… el nuevo motor diésel EcoBlue 2.0 de cuatro cilindros se estrenará en las nuevas Ford Transit y Transit Custom pero también llegará a los futuros turismos y vehículos comerciales de la marca con potencias entre los 100 y 240 CV.

En principio estará disponible en versiones de 105 CV, 130 CV y 170 CV en vehículos comerciales, pero está preparado para ofrecer más de 200 CV y mover vehículos de tipo turismo. En los planes de Ford está lanzar otros nuevos motores EcoBlue, entre ellos una variante de 1.5 litros.

06_FordEcoBlue_Ford_Transit (1)

¿Por qué es un motor revolucionario?

Estas cualidades que le sitúan entre los diésel más avanzados se consiguen gracias al uso de tecnologías innovadoras y a un diseño novedoso. Para que te hagas una idea y comparándolo con el anterior motor equivalente, el 2.2 TDCi, la conducción a 1.250 rpm mejora en un 20%, reduce su nivel sonoro en 4 decibelios al ralentí y emite un 10% menos de CO2 en la Transit. Los vehículos comerciales lograrán niveles de ruido y suavidad más cercanos a los de los turismos.

Primero fue con los motores de gasolina EcoBoost y ahora Ford vuelve a sorprender con el motor diésel EcoBlue. ¿Cómo lo consigue?

1.- Diseño: El nuevo motor EcoBlue tiene una nueva arquitectura que reduce la fricción y, por tanto, consigue reducir el consumo en un 13%. Concretamente se le ha equipado con un cigüeñal desplazado 10 mm para reducir la carga del pistón. También se utilizan casquillos de cigüeñal de pequeño diámetro, una correa del árbol de levas con bomba de aceite lubricada, una distribución mejorada y un nuevo cigüeñal de una única pieza.

2.- Gases de escape: Utiliza sofisticados procesos de tratamiento posterior para los gases de escape que reducen las emisiones al mínimo tal y como establece la normativa Euro 6 que entrará en vigor en septiembre de 2016.

3- Nuevas tecnologías: Utiliza tecnologías como un sistema de entrada de aire integrado con la aplicación de un puerto espejo para una mejor ventilación del motor; un turbo de baja inercia con materiales de reactor diseñado para aplicaciones a altas temperaturas; y un sistema de inyección de combustible de alta presión totalmente nuevo que es más versátil, silencioso y ofrece un envío de combustible más preciso.

4- Conducto de admisión invertido:  Ford utiliza por primera vez este diseño para controlar con mayor precisión el flujo de aire a los cilindros. El flujo va en sentido de las agujas del reloj para los cilindros uno y dos, y en sentido inverso para los cilindros 3 y 4. Así se consigue un proceso de combustión más limpio. “Nuestro novedoso diseño del conducto de admisión, en combinación con un diseño de cámara de combustión optimizado nos ayuda a convertir combustible en energía de manera más efectiva que cualquier motor diésel que hayamos fabricado nunca”, explica el Doctor Werner Willems, especialista técnico de Sistemas de Combustión de Ford.

Después de leer estas líneas te puedes estar preguntando sobre la garantía de durabilidad de este nuevo motor. Ford asegura que el nuevo motor diésel 2.0 EcoBlue cumple los más estrictos estándares de calidad para circular por mercados tan diversos como Europa, Estados Unidos o China.

Se han realizado pruebas equivalentes a 5,5 millones de kilómetros, entre los que se incluyen 400.000 kilómetros reales, análisis en laboratorios, pistas de prueba y evaluaciones en cada fase de desarrollo.

Además, el mantenimiento es más reducido. La vida del aceite será más larga y ni el cinturón del árbol de levas, el módulo del árbol de levas y la bomba de agua necesitan mantenimiento.