Los niños en coche, siempre con su silla infantil

03_sillas-infantiles-coche (2)

Es momento de lanzarnos a la carretera en busca de las ansiadas vacaciones y también es buen momento para recordar que los niños siempre deben de viajar en coche con su correspondiente sistema de retención infantil homologado.

Y lo queremos recordar porque aún hay niños que viajan sin ellos con el riesgo que eso supone en caso de accidente. Llevar puesto el cinturón de seguridad, o en el caso de los menores usar silla infantil, reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente y el 90% de las lesiones.

¿Qué silla necesita mi hijo?

La normativa de Tráfico obliga a que todos los menores de 12 años con una altura igual o inferior a 1,35 metros utilicen un sistema de retención infantil (SRI) homologado según su peso y altura. El adulto que le acompaña es el máximo responsable de que el niño viaje protegido y si no lo hace se está exponiendo a una multa de 200 euros con la retirada de tres puntos en el carnet de conducir y a que el agente de tráfico inmovilice su vehículo.

03_sillas-infantiles-coche (1)

También debes saber que desde el mes de octubre de 2015 todos los niños deben viajar en el asiento trasero excepto si el vehículo no dispone de plazas traseras, que los asientos posteriores estén ocupados por niños o que no sea posible instalar todos los sistemas de retención infantil en las plazas traseras.

  • Niños de hasta 10 kilos de peso, Grupo 0: Son sillas que se colocan en sentido contrario a la marcha, una posición mucho más segura y recomendada hasta que el niño tenga al menos 1 año. Si cumples alguna de las excepciones de la ley para que el niño viaje en el asiento delantero del copiloto tendrás que tomar la precaución de desactivar el airbag frontal de pasajero cuando vaya situado en sentido contrario de la marcha.
  • Niños de hasta 13 kilos de peso, Grupo 0+: También se utilizan en sentido contrario de la marcha hasta que el niño cumple los 18 meses de edad más o menos y se caracterizan porque sujetan al niño mediante un arnés de cinco puntos. En este caso la DGT recomienda que la sujeción de la silla al coche se realice mediante anclaje Isofix.
  • Niños de 9 a 18 kilos, Grupo 1: Son sillas en las que el niño viaja en sentido de la marcha siempre que tenga entre 1 y 4 años. La silla se sujeta al asiento del coche mediante el cinturón de seguridad mientras que el niño queda protegido por un arnés de cinco puntos. Es importante que las cintas queden bien ajustadas al cuerpo y que el niño no saque ningún brazo, de lo contrario la protección no sería efectiva.
  • Niños de 15 a 36 kilos, Grupo 2 (15-25 kg) y Grupo 3 (22-36 kg): En estos dos grupos se incluyen los asientos y cojines elevadores que pueden usar niños entre 3 y 6 años (Grupo 2) y entre 5 y 12 años (Grupo 3). Estos asientos elevan al niño para que el propio cinturón del coche se ajuste bien a su cuerpo. Si es un niño menor de 12 años de forma excepcional podría utilizar solamente el cinturón de seguridad (sin asiento elevador) si su altura es igual o superior a 1,35 metros y siempre que la banda del hombro no toque el cuello o pase por debajo del mentón. Hay interesantes estudios que recomiendan que los niños viajen con un sistema de retención infantil hasta que su estatura alcance 1,50 metros.

No sólo en viajes de largo recorrido, los niños SIEMPRE deben viajar protegidos en su sillita infantil. Nunca se sabe cuándo nos puede salvar la vida.