Cómo influyen las alergias en la conducción

03_alergias-primavera

Estornudar durante cinco segundos seguidos mientras circulas a 90 km/h, supondría dejar de prestar atención a la carretera durante más de 125 metros. Sin duda, una situación muy peligrosa. Si sufres alergias de primavera, atento a lo que te vamos a contar.

Son muchos los conductores que se ven afectados por la alergia cuando llega la primavera. Según el sector farmacéutico son más de nueve millones los españoles afectados, y la cifra va en aumento. Se estima que los afectados en Europa pasarán del 30% actual, sobre el total de la población, al 50% en 2020.

03_alergias-primavera-conductor

Hay estudios que dicen que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico aumenta en un 30% en el caso de los conductores alérgicos. A continuación, tienes algunos consejos para minimizar este riesgo:

Consejos para conductores con alergia

  • Viaja con las ventanillas del coche cerradas. Es preferible utilizar el aire acondicionado, eso sí, mejor con un filtro especial para pólenes. Se trata de filtros conocidos como HEPA de alta eficiencia o antipolenque utilizan carbón y Polifenol y son capaces de neutralizar mucho mejor los alérgenos. El filtro hay que sustituirlo cada seis o doce meses, todo dependerá de lo que utilices el coche y de la zona en la que residas. El filtro del aire también ayuda a reducir la humedad en regiones donde hace más calor. Para los alérgicos es mejor evitar dejar el coche en zonas húmedas.
  • No te automediques. Ante los primeros síntomas propios de la alergia primavera -picor de ojos, destilación nasal, estornudos y problemas respiratorios- acude al médico.
  • Los antihistáminos provocan somnolencia. Cuando te receten este tipo de medicamentos coméntale al médico que eres conductor y así podrá recomendarte un tratamiento que provoque menos somnolencia. Y si tienes que viajar, prevé comenzar a tomar las pastillas dos o tres días antes ya que los efectos sedativos disminuyen al adaptarse el organismo.
  • No consumas alcohol si vas a conducir. Además de los efectos hab ituales, el alcohol potencia el efecto de somnolencia de los medicamentos.
  • Mantén el coche limpio. Lo mejor es utilizar, frecuentemente, una aspiradora potente capaz de eliminar los ácaros de moquetas y tapicerías y productos líquidos para ventanas, salpicadero, etc. especialmente si has transportado animales. El pelo de gatos y perros suele ser bastante alergénico.
  • Evita los viajes durante el atardecer o el amanecer, ya que hay más concentración de polen. Utiliza la web de la Sociedad Española de Aerobiología para planificar tus desplazamientos en función de los niveles de polen.
  • Usa gafas de sol. Protegen los ojos de los alérgenos y reducen el lagrimeo constante y el picor.
  • Si los síntomas son muy intensos, lo más aconsejable es no coger el coche.